¿Para qué sirve el Feminismo?

Como yo, mucha gente es incapaz de ver bien, de lejos o de cerca. Hay gente que, además, tiene astigmatismo, igual que yo, que es un problema de la vista que impide precisar bien los contornos de las figuras. Para evitar cualquiera de estos inconvenientes somos muchas las personas que utilizamos gafas y sólo gracias a ellas nos es posible apreciar la realidad tal y como es. Aunque parezca una metáfora demasiado sencilla –y muy utilizada–, es para eso para lo que sirve precisamente el Feminismo: para ver bien.

Sigue leyendo

Anuncios

Yo soy lesbiana política

Yo que aprendí a pensarme con Gayle Rubin, con Monique Wittig, con Adrienne Rich, con Judith Butler, me encuentro últimamente con un curioso dilema: si bien soy un hombre cisexual que enfoca su deseo hacia los hombres, cada vez me siento menos cómodo empleando para mí mismo la etiqueta gay. Y esto se debe, creo, a que si bien acostumbro a criticar lo que se viene llamando el pensamiento heterosexual, me empieza a preocupar la construcción de una suerte de pensamiento gay, producido únicamente por hombres gais y encaminado únicamente a defender sus intereses particulares, olvidando cualquiera de las posibles y necesarias intersecciones que se plantean en las reivindicaciones de los varones homosexuales. Sigue leyendo

¿Qué hacemos con la Gestación Subrogada?

De manera sutil ha calado en el discurso activista en defensa de los derechos de las personas lesbianas, gais, bisexuales y transexuales un debate que no es propio de este colectivo, ya que afecta a la totalidad de la población. La demanda de la regulación de la Gestación Subrogada (GS), o el vientre de alquiler, como es más conocido este procedimiento para la obtención de hijos biológicos a cambio de una considerable cantidad económica destinada a “compensar” a la mujer gestante por su embarazo, se ha colocado encima de nuestras mesas de trabajo y desde allí nos invita, con más o menos amabilidad, a ser atendida. Sigue leyendo

Vientre de alquiler, gestación subrogada y la feminización/feminismización del movimiento LGTB

Haber conseguido ya el Matrimonio Igualitario en España, y que cada vez esté siendo aprobado en más partes del planeta, como ha sucedido hace unos días en Florida por vía judicial, o con la noticia de que Chile reconocerá en su territorio los matrimonios entre personas del mismo sexo celebrados en otros países y de que Vietnam elimina el veto al Matrimonio Igualitario, aunque no lo regula; ha provocado un serio problema en el discurso de reivindicación de los derechos de lesbianas, gais, bisexuales y transexuales. A la consecución de un gran objetivo, en prácticamente todos los movimientos sociales, sigue un periodo de confusión en el discurso, donde es difícil encontrar el camino a seguir. Sigue leyendo

La Magdalena no quiere ser puta (una postura sobre la prostitución)

Cuando los hombres y mujeres socialistas nos enfrentamos al tema de la prostitución nos encontramos siempre frente a la diatriba entre el modelo abolicianista y el regulacionista. El primero, que es el que aquí defiendo, tiene como objetivo último erradicar el comercio de cuerpos con fines sexuales, en tanto la posición regulacionista persigue garantizar derechos para las personas que se dedican a la prostitución, considerándolos trabajadores. Sigue leyendo